La herencia de Sir Ebrion

La fortaleza
Liberar a los rehenes

500px-OB-map-Cyrodiil.jpg
Ser Ebrion en su lecho de muerte nos contrata para recuperar tres objetos con los que quiere ser enterrado, a cambio de sus riquezas.
Los objetos son: un manto, un diadema que pertenecían a la mujer que amaba, y el cinto de un guerrero derrotado.
De momento se conoce la ubicación del diadema: en una caverna más allá de la fortaleza fronteriza, caverna que estaba habitada por Rogan y Zeligan, antiguos compañeros de aventura de Ser Ebrion.
525px-OB-Map-Bruma-ann.jpg
El grupo se dirige a la ciudad de Bruma donde se entera de varias cosas:
_ Rogan y Zuligan se dirigían hacía las cavernas de Quaskelton;
_ El Capellán nos pide investigar lo al mago Zarthum, porque sospecha que éste pertenezca a la orden del caos;
_ Nos entregan un mapa que necesita actualizaciones para ir hasta las cavernas del caos donde muchas desapariciones ocurrieron;
_ El Castellano nos concederá audiencia si recuperamos la confianza de Ryan un cazador que vive en el bosque y cuya hemana fue raptada en la zona de las cavernas;

El grupo conoce al enano banquero Bakin, al que Elia roba un anillo, y también una joya extraña en los aposentos de Zarthum. Los robos son descubiertos, pero con un hechizo de encanto Zarthum accede a salir del castillo con el grupo y acompañarle a las cavernas.

El grupo encuentra la cabaña de Ryan y le pide unirse a ellos para rescatar a su hermana. Ryan les avisa de que un ermitaño loco erra por el bosque con su puma adiestrado.
De camino, el grupo encuentra una fortaleza que no aparecía en el mapa. Pelean con un gran grupo de gobelins y una babosa, pero en un momento en el que los Pjs estaban ocupados (hizo falta un hechizo de sueño para salir vivos de la batalla), Zarthum mata a Ryan, Simon paraliza a Zarthum con un pergamino robado en sus aposentos, y Elia le remata. En el cadáver del mago el grupo encuentra una maza y una armadura encantadas, y joyas y tatuajes con simbolos del caos.
Simon hechiza un gobelin, Orthot, quien le lleva a la hermana de Ryan y le dice que hay 13 prisioneros más en los niveles bajos pero muy bien custodiados y con muchos tesoros. Le habla de la familia de hombres ratas, los Rodemus, a quien obedecen y planifican un ataque a la Fortaleza.

Muy herido el grupo decide volver a Bruma. Recuperamos a la hermana de Ryan, el cazador al que queríamos ayudar para ganarnos el favor del castellano. Pero Zarthum mató al cazador, por lo que enterramos su cadáver junto a lo que era su cabaña, en el bosque. El grupo solicita entrevista con el castellano por haber liberado a la hermana del cazador y descubierto una fuente del caos de la que nadie tenía conocimiento y además entregar el cadáver de Zarthum y sus dos acólitos esposados. Antes de entregarlos el grupo les interroga y cuentan que en las cavernas del caos se encuentra el hierofante, al que Zarthum servía, junto con 6 magos del caos más entre los cuales nigromantes.

El castellano recompensa generosamente al grupo, 50 monedas de oro y promete 5000 monedas de plata si nos dirigimos a las cavernas del caos a destruir al hierofante en nombre del Imperio, para que las naciones fronterizas le teman. Además nos permite el acceso a la biblioteca y organiza un banquete en nuestro honor. En Capellán, quien nos había encargado investigar a Zarthum, nos cura las heridas y nos proporciona pociones curativas y agua bendita. El grupo compra una mula para cargar con todo el equipo (a la que llamamos Arco Iris), una tienda de campaña grande, flechas y dagas de plata para herir a los licántropos (también habíamos conseguido una planta matalobos que supuestamente les hiere) y vende las armaduras y algunas joyas que había conseguido en la batalla.

El grupo conoce a Ariel, una elfa al servicio del castellano, y a su hermano Ralion el escriba, del que Bakin (el enano banquero) nos había avisado de que era turbio. Durante el banquete ocurren varias cosas:

_ Nathaniel, el perro de James, se da cuenta de que el Ralion no tiene sombra. Al comentarlo con el capellán éste le escruta y nota unas intensiones malvadas en él. Pero el elfo y su hermana llevan 30 años al servicio del castellano, al que deben la vida, y nunca había mostrado señales de violencia. Simon usa un hechizo de encantamiento para ganarse su confianza y al mencionar su sombra el elfo se pone tenso y le ruega no hable de ello en público, y que al día siguiente le contaría la razón.

_ James habla con el joyero y su mujer, el cual le aconseja no fiarse del enano porque es un codicioso y le propone un trato para la venta de las joyas que queramos vender. Durante la noche la mujer le mete caña a James y acaban follando antes del amanecer en el confesionario.

_ Pyrothase habla con el escriba y averigua que él y su hermana ya fueron a las cavernas de Quaskelton, donde tenemos que encontrar la diadema que Ser Ebrion nos encargó traerle a cambio de una parte de su fortuna. Según el elfo las cavernas están abandonadas y la diadema pertenecía a una princesa de la que el moribundo y Zeligan estaban enamorados, pero prefirió a Zeligan y esa fue la razón de la separación del grupo de aventureros que formaban.

Antes de partir el grupo registra la habitación de Zarthum para hacerse con objetos valiosos. El grupo decide volver a la torre para liberar a los demás prisioneros y quedarse con el tesoro (del que el castellano renunció a su diezmo como muestra de agradecimiento por nuestra ayuda). Notan huellas de gobelin esparcidas por el bosque: ¿Estarán buscando a los prisioneros fugados? ¿Habrá caído el hechizo de encanto de Simon y habrán huido, o preparando una emboscada? Pero en camino por el bosque se encuentra con el ermitaño loco que nos avisa de que moriremos si nos aventuramos por los niveles bajos de la torre. Leia intenta convencerle de compartir sus conocimientos, y el grupo averigua que si baja por las escaleras de la torre este accedería a la fuente de la que los licántropos beben y podrían verter ahí el agua bendita. Nos avisa de que la plata no les afecta sino que al contrario les hace más fuerte, porque plateada es la luz lunar que les confiere su forma animal.

Pyrothase nota que el ermitaño lleva un anillo de plata con extraños grabados y cuando pregunta por su origen el loco se enfada e huye. Al salir detrás de él, nos ataca su enorme puma pero con un hechizo de sueño ambos animal y ermitaños caen. Antes de ello Simon lanza un hechizo de encanto al ermitaño, por lo que decidimos llevárnoslo para cuando despierte a ver si es más amigable. Sin embargo el viejo lleva una marca de la orden del caos grabada a fuego en la espalda como si viniera desde debajo de su piel, y una daga con grabados extraños.

¿Ahora qué?

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.